Expatriados

“Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.”                                                                                                                                                                                                                    1 Pedro 1:1-2

En estos últimos meses he estado estudiando la primera carta de Pedro. Hay muchas cosas que me han hecho reflexionar de este estudio. Pero hoy quiero escribir sobre el impactante término: expatriados. Para nosotros el término es bastante simple, gente que vive fuera de su patria.  Pero la palabra griega (παρεπιδημοι o parepidémois) significa alguien que reside como extranjero en un lugar pero por un corto periodo de tiempo. Uno que pasa por un lugar pero que aún así mantiene relación con los locales (en inglés el prefijo “para” = close beside).

Por su significado literal encontramos diferentes opiniones respecto al contexto en que fue escrito.

  • Victor Paul Furnish le da un significado figurado a la palabra extranjero queriendo decir que los cristianos somos residentes temporales en la Tierra y ciudadanos del cielo.
  • John H Elliot dice que los expatriados a quienes se escribe la carta es un grupo de extranjeros en las comunidades romanas que sufrían discriminación y que luego se convirtieron a Cristo.
  • Eugenio Green menciona que vinieron a ser extranjeros en su propia sociedad. Antes seguían la religión de sus padres pero ahora  experimentaban discriminación social a causa de su nueva fe.

Aunque no encuentro para nada contradictorio el pensamiento consolador de que los cristianos (tanto ellos como nosotros) pertenecemos a nuestra casa celestial.  Yo me inclino a pensar que el sentido es sociológico ya que la carta insistentemente provoca a aquellos a que a través del buen ejemplo se ganen para Cristo a aquellos que les perseguían. (1 Pedro 2:12). Lo que es a mi parecer el mensaje central de la carta al menos hasta donde voy estudiando (Cap 2).

Interesante que Pedro le dé un toque positivo a la raíz de todos sus problemas. Son expatriados en la dispersión y son expatriados elegidos por Dios.  Por lo cual ese estado desterrado y triste podía llegar a ser de sumo gozo al encontrarse participando de los propósitos divinos de compartir el evangelio de modo que aumentara el número de cristianos en aquél lugar.  Somos hoy los cristianos expatriados? Pienso que sí, es todavía un término que nos podemos aplicar  y aún nos diría Pedro que no nos alejáramos de la sociedad sino más bien que buscáramos transformarla.

 ______________________________________________________________________________________

Davids Peter H.  “The First Epistle of Peter”, The New International Commentary of the New Testament. 1990.  pag.47
Green Eugenio. “1 Pedro y 2 Pedro”, Comentario Bíblico Hispanoamericano. Editorial Caribe. 1993. págs. 54-55
___________________________________________________
Concordances.org/greek (Helps Word-Studies, Biblos.com)
About these ads

0 Responses to “Expatriados”



  1. Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: