Habitación de Dios

Finalizando el año, murió un hermano de la iglesia que formo parte. Mingo, como cariñosamente le llamaban ya era un hombre mayor pero solo sufría los achaques propios de la edad. Unos días luego del entierro, murió Leyda. Ella tenia 37 años. Le había visto en el funeral de Mingo y hasta cruce palabras con ella a pesar de que había tanta gente y no pude saludarlos a todos.  Ambas muertes fueron sorpresivas y dolorosas para todos.  Sin embargo, los funerales fueron fiestas. Los hermanos de varias iglesias alababan a Dios y no dudaban que ellos ahora están en la Eternidad. En algún momento en ambos funerales se mencionó que el cuerpo no es mas que un recipiente del verdadero aliento de vida que en el habita.Recipiente, casa, habitación, edificio…Se que Dios quiere habitar en nuestros cuerpos. Habitar y no Visitar.
Durante esa inmediata semana la Iglesia Fuente de Agua Viva en Carolina celebraba el comienzo del 2010 con la Fiesta de las Primicias, invitando a varios predicadores de diferentes sectores de la Iglesia Cristiana. El primer día, predicó el pastor de esa casa, Pastor Otoniel Font acerca de la “recompensa de profeta”. De ese mensaje retumbó en mis oídos la palabra que me concernía, la palabra que Dios enfatizaría si la predica hubiese sido solo para mi.
Se encuentra en 2da de Reyes 4: 8-36 (debería leerlo porque yo no lo contare completo)
Una mujer de Sunem, reconoció en Eliseo a un hombre de Dios y no titubeó  en hacerle espacio en su casa. Un lugar preparado para él. “Yo te ruego (dijo a su marido) que hagamos aquí un pequeño aposento de paredes y pongamos allí cama, mesa, silla y candelero, para que cuando él viniere a nosotros se quede en él.” Por haber estado solicita con el profeta, éste le preguntó que quería que hiciese por ella. La mujer vivía cómodamente y no pidió nada a Eliseo pero el criado de la sunamita sabia que ella había abandonado el deseo de ser madre a causa de su vejez. Así que Dios le concedió  un hijo, a traves de Eliseo. Este hijo muere de algún trauma en su cabeza y la sunamita lo lleva al cuarto que preparó para Eliseo y sale en busca del profeta. Eliseo escucha la queja sincera de la sunamita y ora a Dios para que le devuelva la vida al niño.  
Si la sunamita no hubiese preparado un lugar para Eliseo en su casa, a dónde llevaría tan pesada carga? Ella pudo llevar su hijo muerto a los médicos, a su padre, ella pudo echarse a gritar desconsolada pero lo que hizo fue llevar su dolor, inutilidad y su petición a la habitacion del hombre de Dios.
Cuando Dios no habita en nuestro corazón dificilmente vamos a saber dónde buscarle. Sera difícil hacer un hueco para dejarle nuestras cargas, problemas o asuntos de vida. Con Dios no debemos hacer conecciones para cuando lo necesitamos. No debemos tratarlo como un aviso de visita que nos hace correr a limpiar la casa, ordenar los muebles, sacarnos un espacio de la manga para que descanse nuestro huésped.   Cuando vamos a la iglesia, a un retiro, cuando decidimos ayunar por alguna razon, etc …Dios nos visita y es hermoso. Pero el quiere mas que eso.
Dios quiere ser parte de nuestra vida. El quiere vivir junto a nosotros. Quiere pasearse por nuestra casa porque también es suya. Y cuando ocurre eso, sabemos exactamente dónde encontrarlo en el momento de la crisis tal como hizo la sunamita en la historia anterior. Vemos que está muy cerca, justo allí en su habitación.

3 Responses to “Habitación de Dios”


  1. 1 Dilemne Encarnacion 24 marzo, 2011 a las 7:56 PM

    Creo que muchas veces estamos en situaciones dificiles y no vamos a Dios porque no tenemos confianza con El porque no hemos sabido establecer una amistad con Dios y creemos que El es como nosotros.
    Es importanmte que tengamos una relacion con Dios no solo en las situaciones dificiles sino en todo tiempo.
    Fecuerda que un corazon constricto y humillado El no dececha nunca es demaciado tarde para comenzar con El. Si no tienes una relaccion con Dios puedes comenzarla ahora mismo El es El Dios de las oportunidades.
    Repite esta oracion y El se convertira en tu Padre porque esto es una desicion el ser hijo de Dios.
    Padre reciveme como tu hijo te entrego mi toda mi vida, perdona mis pecados quiero vivir para servirtye desde ahora y para siempre en el nombre de Jesus amen

  2. 2 ISIDMER 26 marzo, 2011 a las 2:14 AM

    LA PAJINA ES MUI BUENO PERO HAY QUE PONERLE HALGO MAS IMPORTANTE


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: