Ordena tu casa

Llevaba algunos días con el cuarto desordenado. Ropa, papeles, cosas fuera de lugar y más cosas sobre mi cama. Observaba mi espacio y quería organizarlo porque usualmente afecta mi estado de ánimo y mi alimentación. No como bien y me provoca pasar demasiado tiempo sin hacer nada de utilidad.  El desgano como que se apodera de mis sentidos. Usualmente, mientras más días pasan, aumenta el desorden y con ello, todos sus síntomas. Para cuando tomo la iniciativa y comienzo a limpiar y a organizar se me hace más difícil de lo que pudo haber sido desde el principio.  Después de limpiar me preocupo más por mi alimentación, duermo mejor y cumplo los objetivos de mi agenda con facilidad. Sucede casi igual, hablando “espiritualmente” cuando nos falta limpiar y organizar nuestra vida.
Al día siguiente de mi labor doméstica, Marilyn Rosa (consejera de los jóvenes de la iglesia) habló de 2 Reyes: 20.
” En aquellos días Ezequias cayó enfermo de muerte y vino a el profeta Amóz y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque ciertamente morirás, y no vivirás”

Ella enfatizó la importancia de vivir cada día como si fuera el último porque el Señor, no tardaría en venir. Pero yo, siempre buscando mi mensaje… me decía a mi misma, este Ezequías pudo haber tenido un desorden en su habitación.

Ezequías fue un hombre íntegro, que confió en Dios ante ejércitos más poderosos que el suyo, derribó de su pueblo los altares de dioses falsos y no hubo rey como él en aquellos tiempos ( 2nda Reyes 18:5 ).  A pesar de todo ello, recibió la advertencia de muerte. ¿Cuál fue su desorden? Ezequías enfermó en la carne pero también enfermó en su espíritu cuando la altivez comenzó a desordenar su vida (2nda Crónicas 32: 25). Por eso le dijo a Ezequias: “Ordena tu casa, porque ciertamente morirás”. Nos advierte a todos, “…el pecado, siendo consumado, da a luz muerte” (Santiago 1:15 b)

El sabe que el “desorden” nos desanima, nos quita el hambre, no nos deja descansar. Sabe que queremos organizarlo pero nos quedamos parados pensando por dónde empezar. El sabe que muchos se cansan y piensan que ya no podrán organizarse y dejan de intentarlo. Dios sabe, que el desorden en nuestra vida tampoco nos permitirá dirigirnos al fin que El ha determinado para nosotros (Efesios 2:10).
Esto es muy importante: Dios quiere que nuestro corazón sea su casa  aunque sabe el desorden que encontrará. No viene para sentarse en un sofá a jugar Wii. No hace cosas virtuales con nosotros.  El hace cosas reales. Dios nos ordena que organicemos nuestra vida y esta allí para poner manos a la obra con nosotros, todas las veces que sea necesario.
Anuncios

2 Responses to “Ordena tu casa”


  1. 1 Judy 8 noviembre, 2012 en 6:19 PM

    Es correcto, debemos vivir cada dia como si fuera el ultimo, y es mas, saber que de las desiciones que tomamos cada dia, dependen otros, y la palabra dice, ay de aquellos que hacen caer a uno de mis peque;intos, llamense esposos, hijos, padres, amigos, hermanos, et c.

  2. 2 gadiel 16 enero, 2013 en 7:33 AM

    Si es cierto que la biblia lo dice, pero se refiere a una vida de temor, en santida, en paz con los demas y el projimos, perdonandonos los unos con los otros etc.. Muchas personan mal interpretan ese versiculo y se van a lo material y actuividades cotidianas; la palabras nos dice que si hicieramos las cosas, las hariamos decentemento y en orden. Dios te bendiga


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: