¿Tiene Importancia?

¿Serán los detalles insignificantes? ¿Serán pormenores, circunstancias secundarias en los asuntos? ¿Le importarán a Dios los detalles?

Los últimos capítulos del libro de Exodo cuentan cómo Dios ordenó hacer  una casa para vivir entre su pueblo y los detalles de la construcción de ese santuario. Entre los muchos detalles doy el siguiente como ejemplo:

¨Para  el santuario quiero que hagas diez cortinas de doce metros y medio de largo por dos de ancho, y en ellas boradarás dos  querubines.   Las cortinas serán de tela de lino fino, tela morada,tela azul y tela roja, y el bordado debe ser un trabajo bien hecho. Cose las cortinas por los bordes, una sobre otra, en dos conjuntos de cinco cortinas cada uno.¨ Exodo 26: 1-3 (lenguaje actual)

Nunca había leído esos capítulos con tanto gusto. Mi pensamiento se dirigió rápido a la decoración, a los colores favoritos, a notar la imagen y semejanza de Dios que tenemos cuando queremos colocar la mesa en diagonal y mantener la silla, en lo que llamamos ¨su lugar¨.

Sin embargo, ese pensamiento romántico pasó a un segundo plano cuando admiré el trabajo esforzado del pueblo de Israel al traer los materiales específicos para la construcción, ¡hasta que sobraron! Un trabajo no sólo con esfuerzo sino también con excelencia, explicado en la Palabra de la siguiente manera: ¨los israelitas siguieron al pie de la letra las instrucciones que Dios le había dado a Moisés y terminaron la construcción del santuario.¨(Ex 39: 32-41)  Por ello, fueron bendecidos (Ex 39:43); Dios se reunía con ellos y era su guía (Ex 40).  El Co-pastor de la iglesia, el Hno. Pimentel me dió el domingo, sin él saberlo, el punto clave del mensaje que estaba trabajando en mi cabeza. La excelencia no se debió al gran esfuerzo que hicieron. La Excelencia se debió a ese ¨al pie de la letra¨. Fue por la exactitud de lo demandado que Dios vió con agrado aquella obra.

Con el paso del tiempo ese santuario o tabernáculo, como le llaman otras versiones, fue sustituido por el Templo de Salomón (1 Reyes 5 y 6) y tras la destrucción del mismo, recontruído en tiempos de Zorobabel (Hageo 1). Con la venida de Jesucristo, la necesidad de tener un templo se hizo obsoleta (Lea el libro de Hebreos).

Dice: ¨Porque el santuario donde él [Jesucristo] es sacerdote, es mejor y perfecto. No lo hizo ningún ser humano, así que no es de este mundo¨(Hebreos 9:11)

¿Seguirán importando los detalles? Dios continúa habitando en su pueblo. Ahora siendo nosotros el templo donde Él habita. 1 Corintios lo cita en más de una ocasión pero veamos  el Capítulo 3 . ¨Ustedes son el templo santo de Dios¨(3:17) y nos dice que cada uno debe tener cuidado que en la manera que construye tenga por fundamento a Jesucristo (3:10). Así que mejor velemos que cada gota que sudamos por este Evangelio, todo el esfuerzo que ponemos muchas veces por afán en nuestras vidas, sea visto con agrado por Dios. Después de todo si lo hacemos para Él, hagámoslo a Su manera.

0 Responses to “¿Tiene Importancia?”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: