Ella va a morir

La bulimia es un trastorno mental alimenticio muy conocido.  Sabía de una chica que posiblemente tenía esta enfermedad.  Cuando entré a la Universidad, ella era obesa, quizás tenía unas 30 a 40 libras de sobrepeso pero fue adelgazando hasta ponerse tan delgada que se veía claramente la forma de sus huesos. A penas podía caminar, su respiración era muy fuerte y casi siempre andaba sola.

Seguramente, muchas personas estarían pensando igual que yo: ¨ella va a morir¨. Como generalmente estaba sola, me inquietaba si alguien tenía la confianza de acercársele y hablarle respecto al tema. Tampoco sé, si era otro su padecimiento; de todos modos, ¿cómo podría ayudarle, si yo era una total desconocida para ella?

Esa última semana, tenía en mi cabeza a la muchacha todo el tiempo. Una inquietud desmedida de hablarle de la vida que Cristo le ofrece a esta humanidad y de la vida que yo tenía junto a Él.  Aunque no era tan difícil para mí hablarle a los extraños de Jesús, éste era un caso diferente en muchos aspectos. 

Me armé de valor y me acerqué… le hablé sólo un poco y me dí la vuelta. Al día siguiente, sentí que Dios me impulsaba nuevamente a hablarle. Pero en vez de obedecer, le dije a Dios; realmente preocupada por cómo tomaría la chica tanta insistencia: ¨Mañana le hablo, sino va a pensar que estoy siendo muy insistente y puede que eso provoque que se cierre al Evangelio¨.

La chica murió esa tarde. Yo no tuve más oportunidad de hablarle por desobediente. ¿Sabré yo, el momento oportuno? ¿Sabré yo, la estrategia perfecta? Evidentemente no. El dolor que sentí no puedo describirlo. Mi arrepentimiento no pudo volver un día atrás del calendario. Quiero creer que alguien más le habló, quiero creer que ella entendió el mensaje.  Yo entendí y aprendí una lección.

Tengamos la bondad de compartir el Evangelio.

¨ Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina¨                                                                         2 Timoteo 4: 1-2

2 Responses to “Ella va a morir”


  1. 1 Marilyn 28 agosto, 2010 a las 10:21 PM

    Que tremenda experiencia. Dios es bueno y misericordioso, descansa en que El le permitio tener un encuentro con El. Se que la experiencia que vivistes te ha dado un extraordinaria enseñanza y tú la aprendistes. Me encantan tus escritos, hacia adelante y espero verlos mas frecuentes. Un abrazo y Dios te Bendiga.

  2. 2 Yvonne Elepan Diaz 28 agosto, 2010 a las 10:53 PM

    You always inspire me. Thank-you!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: