Los diez leprosos

Lectura: Lucas 17: 11-19

Este es uno de los pasajes que más he escuchado aludir en una conversación. En especial porque a mi parecer, es uno de los pasajes favoritos del pastor de mi iglesia madre, el Rev. Hernán Rodríguez Morales.

En estos días, que son unos de cambios y retos en mi vida, desperté recordando las palabras de mi pastor y luego casi palpo a Dios hablándome al corazón a través de ellas.  Son muchas las enseñanzas que encierra esta conocida historia.

Diez leprosos que salen al encuentro con Jesús camino a Jerusalén. Clamaron por sanidad, obedecieron las instrucciones de Jesús y todos fueron sanados de su lepra. Pero sólo uno, tuvo la necesidad de regresar a ver el rostro de quién había sido el autor de su milagro.  Mientras los otros nueve aseguraban posiblemente que su lepra no retomara sus huesos; regresó el que menos la gente hubiese pensado que se postraría a adorar al Dios verdadero.  Esta es la historia de un hombre agradecido, identifícate con él como deseo yo hacerlo.

Por otro lado Jesús, camino a Jerusalén le sale al encuentro a diez hombres enfermos.  Su amor y su misericordia fueron tan grandes que quiso sanarlos.  Él sabía que sólo uno de los diez regresaría a darle las gracias pero los sanó a todos.  Esta es la historia de un hombre al que estamos llamados a imitar.   Imítalo como deseo yo hacerlo sin esperar nada a cambio, sabiendo que serán muchas las veces que no te agradecerán por tus esfuerzos.

Esta también es una historia de salvación.  Jesús le dijo al extranjero: ¨Levántate, vete; tu fe te ha salvado¨.  Todos recibieron la bendición que anhelaban pero solo uno echó mano a la dádiva de vida eterna.  Reconozcamos el Señorío de Jesús y que nuestra gratitud haga propicio el acercarnos a Él cada día.

2 Responses to “Los diez leprosos”


  1. 1 Keyla Garcia 25 julio, 2011 a las 1:18 PM

    …si supieras que esa siempre debe ser nuestra actitud hacia Nuestro Señor Jesús…por un lado algunos optan por seguir el camino y asumir posición de obligatoriedad. O sea, creen que es una obligación el que Jesús tenga que abogar al padre y El “tiene” que sanarnos o contestar la petición…y si es cierto que solo algunos regresan para dar gracias por conceder una oportunidad más de vida. Día a día camino tratando de no tener esa actitud y pido a Dios que me ayude a ser más agradecida de las cosas hermosas que me ofrece…hace tiempo que lleva trabajando eso y muchas otra cosas mas…
    Gracias por tomar tiempo y escribir acerca de este pasaje muy hermoso de gratitud…

  2. 2 Profa. Elizabeth Vargas 29 julio, 2011 a las 6:44 PM

    Excelente reflexión, debemos ser agradecidos, pero más aún dar de nosotros sin esperar nada a cambio, que gran ejemplo el del Maestro.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: