¿Sabemos?

Yo he oído las murmuraciones de los hijos de Israel; háblales, diciendo: Al caer la tarde comeréis carne, y por la mañana os saciaréis de pan, y sabréis que yo soy Jehová vuestro Dios.  Éxodo 16:12

¿Cómo que para que sepan quién es Jehová su Dios?  ¿Acaso ellos no sabían quién era su Dios? Desde el posicionamiento de José como gorbernador, la provisión de los graneros en los siete años de hambre (Génesis 41), la liberación de su cautiverio y el milagro del Mar Rojo (Éxodo 14 y 15); Israel había visto la mano poderosa de Jehová.

Ahora ese mismo Dios utilizaba la provisión de alimento para mostrarle su poder. El llamado maná, pan que cayó del cielo.  Pan que debía ser recogido a una hora específica, en porciones determinadas. Una historia de provisión y poder que encontramos en Éxodo 16.

Dios se valió de la misma estrategia que usa el domador.  Este muestra su autoridad al león, cuyo rugido amenzante no logra amedrentarlo. El domador tiene la capacidad de proveer o racionar el alimento de este feroz animal. Un pedazo de carne a la obediencia, un látigo ante lo inaceptable. Definitivamente el león aprende a respetar a su domador. Él le deja claro quién manda. ¿Quién puede ir contra la voluntad de quién tiene el poder?

Igual enseña el dueño al cachorro cómo debe comportarse. La misma estrategia, una galleta ante una buena acción y cero galletita si se porta mal. Pero el cachorro aprende a amar a su dueño. Aquel que es capaz de alimentar o dejar con hambre pero que cada mañana al acercarse a su plato decide y desea dar el alimento necesario. ¿Quién quiere ir contra una voluntad que sólo le hace bien?

¿Dirá Dios hoy, escuché las quejas de mi pueblo y sabrán quién es su Dios? Ya Dios escuchó las quejas de su pueblo y ya nos mostró quién y cómo es Él.

Murmuraban entonces de él los judíos, porque había dicho: Yo soy el pan que descendió del cielo. Juan 6:41

En el desierto Dios se reveló a su pueblo a través del maná que cayó del cielo. A nosotros Dios se nos reveló a través de Jesucristo (Juan 1:18). Un Jesús que proveyó a una multitud de más de 5 mil personas el alimento que necesitaban con sólo 5 panes y 2 peces. ¿Será esto tarea fácil? ¿Quién otro puede hacer eso? sólo Dios.  Y eso es sólo una de sus muchas demostraciones de poder.

Ese Jesús que les mostró su poder a través de sus hechos, dejó claro que era el Mesías prometido (Juan 6:15).  Y el mismo Jesús poderoso nos muestra su amor al decirnos: ¨…el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás¨ (Juan 6:35)

Pienso que todavía Dios sigue escuchando con paciencia las quejas de su pueblo. Quizás un pueblo que piensa saber quién es su Dios porque puede enumerar las veces en que ha visto el poder de Dios en sus vidas.  Pero también pienso que Dios sigue accesible para mostrarnos su poder siempre a favor nuestro y  su amor con toda su asombrosa fidelidad. ¿Sabemos? Tenemos idea, su Grandeza es inescrutable como dice el Salmo pero el siempre se hace presente para recordarnos Quién es Nuestro Dios.

Les invito a Leer Juan 6, y oro para que siempre podamos decir: ¨Danos siempre de ese Pan.¨  El Pan cuya nutrición nos abre el entendimiento.  Jesús, el Pan de Vida.

1 Response to “¿Sabemos?”


  1. 1 Profa. Elizabeth Vargas 7 septiembre, 2011 a las 11:41 PM

    Tienes mucha razón en tus palabras, es triste, pero a veces vivimos como el pueblo de Israel, cuestionando a Dios y no reconocemos su poder sobre nuestras vidas. Pero cuando llega el momento difícil ahí si que clamamos bien rápido para que nos provea la carne y el pan. Gracias por compartir esta publicación, bendiciones!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: